Teléfono fijo
El teléfono se transforma en un intercomunicador con la puerta, una estación interna más de su portero electrónico. Tanto si es una línea fija, inalámbrica o móvil, Siedle DoorCom enlaza la puerta con las telecomunicaciones.
El vínculo entre la puerta y el teléfono
Imagínese lo siguiente: Un visitante toca a la puerta y en el interior suena el teléfono fijo normal. En vez de tener que ir hasta el interfono, puede responder desde el sitio donde se encuentre en ese momento: la terraza, el jardín, en el despacho, en el sótano…
Y si está fuera de casa recibe la llamada de puerta en el teléfono móvil.

Imagínese lo siguiente: En el edificio de oficinas, desde la puerta se puede llamar directamente a cualquier empleado. La conexión utiliza la instalación telefónica existente y los teléfonos en los puestos de trabajo, da igual que sean analógicos, RDSI o VoIP.

DoorCom de Siedle se conecta a uno de los denominados puertos a/b de la instalación telefónica. En el caso de los equipos VoIP sin puerto a/b analógico, la conexión se efectúa mediante un adaptador VoIP convencional. En el área de descargas encontrará una lista de adaptadores probados con instrucciones de configuración:
> Informes de configuración de adaptadores VoIP
Libre elección en la puerta: DoorCom de Siedle conecta la puerta de entrada con el teléfono fijo: sin limitaciones a la hora de elegir la estación de puerta. DoorCom trabaja con todas las líneas de producto de Siedle, excepto con los kits Compact.
© 2019 S. Siedle & Söhne OHG
Facebook TOP